Triangulos

La forma y el color son herramientas terapéuticas.

Abrirte a su energía te permite utilizarlas como campos impulsores y equilibradores. La experiencia en El Campo de las Nuevas constelaciones  así lo constata.

El plasma, el éter sostiene todas las frecuencias del color. Cuando el observador mira, da luz, a uno a varios de ellos.

Cada color en su origen tiene una frecuencia y emite una energía diferente. Ese nivel de frecuencia permite, por ejemplo, activaran si está en la gama de los rojos;

Alegría Prohibida

La alegría prohibida aísla de la vida

La alegría prohibida en las familias provoca que ocurran hechos, que no son naturales.

  • Si has llorado cuando has recibido algo que deseabas.
  • Si te has enfadado cuando alguien te ha hecho un regalo.
  • Si has sentido miedo cuando te han invitado a una fiesta.

Éstas son algunas de las manifestaciones cuando el inconsciente familiar no permite vivir la alegría.

Alegria

La alegría es la emoción del deseo.

La Alegría es la emoción que conecta con el “Sí a la vida”, con el deseo de vivir.

Es la emoción del propósito, del inicio de los ciclos. Es complementaria a la “ Tristeza”, el siguiente paso a la emoción de la tristeza, de la que ya hemos hablado.

Cuando vas aprendiendo a fluir, inmediatamente puedes ponerte de nuevo en la alegría, en el sí a lo nuevo, en Camino….

Ira prohibida

La ira prohibida genera enfermedad mental.

Cuando en un sistema familiar está prohibido de forma inconsciente vivir la ira, esto provoca una desconexión de la realidad y se manifiesta con un descontrol mental que, cuando es muy grande, se transforma en falta de salud mental.

La salud mental se manifiesta cuando no podemos mostrar nuestra fuerza en la vida, cuando es políticamente incorrecto expresar lo que vives.

Ira

La Ira es la emoción del Respeto

¿Qué es la ira?

La ira es la emoción que nos informa de lo que no nos gusta. Es una emoción clave para respetarnos a nosotros mismos y para respetar a los demás.

Estamos viviendo un momento que está pidiendo mucho respeto sin comprender. Es esencial recuperar la dimensión espiritual de la vida.